Si eres desarrollador y te gustaría crear tu propio blog, con Jekyll puedes hacerlo de una manera rápida y teniendo el control total para personalizarlo y extenderlo.

Jekyll nos permite escribir nuestros posts usando markdown, personalizar nuestra plantilla y añadir plugins que nos permitan definir metatags o generar un sitemap de manera automática entre otras cosas.

Aunque así expuesto parece el típico CMS, no tiene nada que ver con otras herramientas similares con enormes paneles de administración, bases de datos o editores visuales.

Esta herramienta usa Ruby para construir ficheros estáticos a partir de nuestra plantilla y el contenido de nuestros posts, por lo que el resultado final una vez generado es ligero y podemos subirlo a cualquier hosting sin preocuparnos de bases de datos u otros servicios.

Es más, puedes desplegar tu blog de manera cómoda y gratuita con GitHub Pages, porque no solo es que sean compatibles, es que la propia plataforma de GitHub Pages funciona haciendo uso de Jekyll.

Yo ya he elegido Jekyll para mi blog, y te cuento algunas de las ventajas que me han hecho decantarme por esta herramienta:

  • Puedes escribir tus posts con Markdown.
  • Te permite cambiar de tema rápidamente. Puedes conseguir temas aquí y aquí.
  • Puedes reutilizar partes de plantillas fácilmente, como el footer o el header.
  • Muy fácil de desplegar independientemente del servicio que uses.
  • Permite personalizar totalmente los temas o crear los tuyos propios.
  • Tienes multitud de plugins desarrollados por la comunidad. Gracias a ellos puedes disponer fácilmente de funcionalidades básicas como metatags, sitemap y RSS.
  • Si lo necesitas, puedes incluso crear tus propios plugins en Ruby.

Si te animas a probarlo, no necesitas mucho. Instala Ruby en tu equipo y las gemas necesarias para crear tu proyecto y poder visualizarlo antes de subirlo. Modifica el título del sitio, la descripción, y escribe algún post. Por último crea un repositorio en tu cuenta de GitHub, sube tu proyecto y configura GitHub Pages.

No te asustes si nunca has programado en Ruby, no tendrás que tocar ni una sola línea de código Ruby para crear tu blog, escribir tus posts o personalizar tu plantilla, solamente necesitas instalar el intérprete y las dependencias para poder visualizar tu página antes de subirla. Si de todas formas te sigue pareciendo engorroso, tienes a tu disposición Jekyll Now que te permite crear tu blog sin salir de GitHub.

No te cuento más sobre Jekyll, prefiero que veas la información completa y actualizada en su página oficial. ¡Échale un vistazo y empieza a jugar!